La celebración del Yennayer 2968 fue todo un éxito

  • La celebración consistió en talleres de henna y de escritura tifinagh, teatro y música Amazigh y degustación gastronómica de alimentos típicos rifeños

  • Imbroda y Paz Velázquez apuestan por seguir fomentando esta cultura milenaria

El buen tiempo acompañó al desarrollo de las actividades de celebración del yennayer 2968, en la que cientos de melillenses se han acercado a la Plaza de las Culturas para participar en las diversas actividades programadas por el Instituto de las Culturas, presidido por Paz Velázquez, con el apoyo de la Consejería de Cultura.

Un gran photocall con la palabra Yennayer, el año 2968 y el símbolo del pueblo bereber, daba la bienvenida a los visitantes a una plaza engalanada con dos carpas, una para los tatuadores de henna y la segunda para el taller de escritura en Tifinagh en la que los niños disfrutaban escribiendo su nombre en esta lengua milenaria. Asimismo se instalaron atracciones hinchables y una pista de coches eléctricos para los niños.El público disfrutó de los platos dulces y salados elaborados por la Asociación Cultural Rusadir 21, mientras que la compañía de Fran Antón representó la pieza teatral titulada “Raíces” que profundizaba en las tradiciones del pueblo bereber.

Pero además de estas actividades, también había dispuesto un espacio para los más pequeños con castillos hinchables en los que entretenerse mientras los mayores disfrutaban de esta jornada, en la que también conocieron un poco más de esta cultura gracias a los paneles informativos dispuestos por la plaza.

El presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, felicitaba al Instituto de las Culturas y al área de Cultura por fomentar y dar a conocer una tradición milenaria que se extiende desde Egipto hasta la costa atlántica.

Por su parte, Paz Velázquez subrayaba la necesidad de mantener vivas estas culturas y recordaba que el Estatuto de Autonomía de Melilla establece la obligación de dar a conocer la cultura Amazight. Para Velázquez, esta fiesta ya está consolidada en la ciudad al ser el tercer año que se celebra con una gran aceptación de la ciudadanía.

Paz Velázquez lamentó que la actuación del grupo de música procedente de Alhucemas, no se pudiera celebrar por problemas en la frontera de Marruecos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: