Conferencia ‘Melilla, la ciudad de las 23 sinagogas’ por Mordejay Guahnich

 

La presidenta del Instituto de las Culturas, Paz Velázquez, presentó en la tarde de ayer en el Casino Militar la conferencia ‘Melilla, la ciudad de las 23 sinagogas’ que desarrolló Mordejay Guahnich, presidente de la Asociación Mem Guímel. 

Esta brillante conferencia está enmarcada dentro del proyecto ‘SEFAMEL’ (Sefardíes en Melilla), un proyecto de Mem Guímel, por la que esta asociación estudia y recopila información sobre la presencia hebrea en la ciudad de Melilla. 

“Han sido ya varios años los invertidos en este estudio y varias publicaciones con las que han documentado que la presencia estable de judíos en Melilla data de 1864”, afirmaba Paz Velázquez. 

Paz Velázquez, durante la presentación señalaba que “uno de los rasgos significativos de la presencia judía en la ciudad es la existencia de lugares de culto hebreo: las sinagogas, que es el asunto que nos trae hasta aquí hoy, ya que Mordejay Guanich, Presidente de la Asociación Mem Guímel, hablará de la disminución del número de sinagogas en Melilla con el paso del tiempo, concluyendo muy probablemente con que la demografía de judíos en Melilla se ha reducido sustancialmente en las últimas décadas”.

Mordejay Guahnich, con amplia documentación, explicó y detalló durante la hora que duró su conferencia la presencia de judíos sefardíes en Melilla a  lo largo de la historia y cómo se fueron construyendo las sinagogas, que poblaron Melilla desde tiempos remotos.

“Algunas familias hebreas de Melilla aún conservan parte de su patrimonio, que traído de las comunidades judías marroquíes, aportaron a Melilla algo que no existía, la multiculturalidad, un rasgo del que presume esta ciudad allá por donde va”, destacaba Guahnich. 

La conferencia tuvo una gran acogida en el Casino Militar y al finalizar la misma muchos de los presentes preguntaron a Mordejay Guahnich sobre los diferentes temas que trató la conferencia, dejando clara constancia del interés que generó la conferencia.

Los comentarios están cerrados.